5 Razones para animarte a hacer un intercambio

Hacer un intercambio estudiantil o trabajar en el exterior es una decisión que muchas veces cuesta tomar porque genera dudas e inseguridades. Cualquier persona que ha viajado alrededor del mundo afirma que la mayor razón de viajar por estudio o trabajo es que es una experiencia que nos cambiará la vida y seguramente volvamos planificando el próximo viaje. Sin embargo, si todavía no estás decidido y necesitas algunas razones más, a continuación te ayudamos.

 

Confianza y creatividad a montones

Viajar solos y enfrentar situaciones nuevas nos dará más confianza en nosotros mismos. Nos sorprenderá descubrir cuán capaces somos de hacer cosas que habitualmente no hacemos, desde tareas domésticas hasta practicar nuevas disciplinas; y cuando no sepamos cómo hacer algo podremos inventar nuestras propias respuestas o soluciones. Viajar nos hace más independientes y creativos, nos ayuda a descubrir lo que somos capaces de lograr por nuestros propios medios. Además conoceremos gente y lugares que seguramente serán de gran inspiración a nuestra vida y eso nos dará un gran impulso creativo en nuestras actividades, de seguro nos surgirán nuevas ideas y planes. Por otro lado, desenvolvernos en un contexto diferente, lejos de nuestra familia y amigos mejorará nuestra autoestima y confianza y nos ayudará en muchas experiencias durante toda la vida.

 

Marcar una diferencia en nuestro entorno laboral

Un viaje de estudios o trabajo al exterior nos da ventajas competitivas en nuestro entorno laboral. Estudiar o trabajar en un entorno nuevo y más aún si es en un país en el que se habla otro idioma se transforma en una cualidad distintiva para agregar a nuestro curriculum. Hoy en día las empresas valoran la experiencia y adaptabilidad en diferentes situaciones. Hacer un intercambio nos da más valor profesional, no sólo por los conocimientos académicos adquiridos sino por las habilidades en las relaciones personales y el conocimiento de otras realidades. Además lograremos una red significativa de contactos en otras partes del mundo. Ser creativo y tener confianza en nuestro trabajo son otras dos cualidades muy estimadas en el entorno laboral actual.

 

Aprender nuevos idiomas

Viajar es la mejor forma de mejorar o aprender un idioma. Estudiar o trabajar en un país donde no hablan nuestro idioma hace que lo escuchemos y leamos durante todo el día. Ver televisión, leer carteles y revistas y hablarlo con otras personas es la mejor manera de aprenderlo. Aunque al principio parezca difícil, poco a poco será más fácil y fluido. Además nuestros nuevos amigos estarán muy interesados en aprender nuestro idioma, así que seguramente nos convertiremos en profesores: al mismo tiempo que aprendemos de otros, los demás aprenderán de nosotros.

 

Nuevos horizontes y experiencias

Viajar significa ampliar horizontes. Por más que el objetivo principal de nuestro viaje sea estudiar o trabajar debemos hacernos el tiempo para conocer lugares nuevos. Recorrer la ciudad en que estamos instalados e incluso visitar lugares cercanos es una actividad ineludible. Es muy fácil buscar ofertas y sacar pasajes baratos con anticipación para tomarnos unos días y hacer pequeños paseos. Nuestras nuevas amistades podrán ser excelentes guías y compañía de exploración. Por otro lado, viajando veremos cosas nuevas y viviremos experiencias únicas a diario, nuestro horizonte se hará más grande y aprenderemos a valorar más lo propio cuando volvamos. Cuando uno está lejos de las cosas que quiere aprende a valorar lo que tiene y a verlo con otros ojos cuando regresa.

 

Nuevos contactos y amistades

Conocer otras historias de vida, otras experiencias es algo que cambia nuestra vida y la mirada que tenemos de las cosas. Seguramente haremos nuevos amigos y conexiones profesionales alrededor del mundo. Lograremos mayor respeto por otras culturas y conoceremos personas que enriquecerán nuestra vida. Además seremos representantes y embajadores de nuestro país y familia en otros lugares del mundo, lo cual es una gran responsabilidad. Conectarnos con otras personas y generar vínculos es una de las experiencias que más valoraremos de nuestro viaje y será algo que perdurará y quizás se convierta en el motor de nuevos viajes y reencuentros.

 

Comments are closed.