Mitos y verdades acerca de estudiar o trabajar en el extranjero

Hacer un intercambio cultural para estudiar o trabajar en otro país es un tema que genera muchas dudas, quizás tengamos algún conocido que lo ha hecho y nos podrá contar su experiencia pero también existen ciertos mitos que se repiten, nos infunden miedo y nos hacen dudar demorando nuestra decisión.

Para que no queden dudas y puedas sacarte los miedos acerca de tu viaje aquí te presentamos algunos mitos y las verdades sobre estudiar en el extranjero.

 

Mito 1: Solo puede viajar quien tiene mucho dinero

Realidad:

Si bien un viaje a otro país es algo que debemos hacer con una buena planificación financiera y presupuesto suficiente, no es imposible para un estudiante viajar a cualquier destino, por más costoso que nos parezca. En este momento existen muchas becas y apoyos estudiantiles en los que podemos apoyarnos para que el monto del viaje sea menor. Los montos también cambian si nuestro destino ofrece la opción de estudiar en escuelas públicas o privadas, alojarnos con una familia anfitriona o hacerlo en un hospedaje estudiantil.

Un buen consejo es averiguar tarifas especiales y pases para estudiantes, muchas universidades y casas de estudio los tienen. Reservar pasajes y alojamiento con anticipación es una excelente manera de conseguir precios más accesibles y al alcance de nuestro presupuesto.

 

Mito 2: Es muy difícil estudiar en otro país, las distracciones son muchas

Realidad:

Estar en un lugar nuevo, rodeado de nuevos amigos, muchos planes y mil lugares por descubrir puede hacernos creer que el estudio quedará relegado a un segundo plano. La verdad es que estudiar en tu país o en otro dependerá siempre de tu esfuerzo y ganas de avanzar. Siempre encontrarás el momento para pasear y salir con tus nuevos amigos. Muchas instituciones educativas tienen planificadas visitas especiales por la ciudad en las que podrás integrar estudio y paseo al mismo tiempo. Es por eso que lograr una buena concentración y enfocarte en sacar buenas notas es algo que deberás ponerte como meta y que podrás lograr sin más esfuerzos que los que haces en tu propio país.

 

Mito 3: El idioma es una barrera y me sentiré solo

Realidad:

Relacionado con el mito 2, está el mito del idioma. Muchas personas creen que viajar a un destino en el que no se hable fluidamente el idioma será una barrera para sus estudios y eso entorpecerá los posibles avances académicos. Además se cree que el esfuerzo por aprender el nuevo idioma consumirá todas las horas del día y no tendremos tiempo para otras cosas. Sin embargo, muchos programas y becas de intercambio como los que EDUQuality Argentina nos ofrece nos preparan de antemano para viajar con algún manejo del idioma y luego en destino lo seguiremos aprendiendo. El no conocer del todo el idioma del lugar en el que estamos puede ser una ventaja en vez de una barrera: será una excusa perfecta para hacer nuevos amigos y poco a poco veremos que lo vamos dominando.

 

Mito 4: Para viajar y estudiar un idioma hay que ser joven

Realidad:

La mayoría de los estudiantes que realizan los intercambios alrededor del mundo son estudiantes jóvenes lo cual tiende a hacernos pensar que convienen los primeros años de la carrera para hacerlo; sin embargo nunca es tarde para vivir nuevas experiencias y aprender cosas nuevas. Podemos elegir nuestros últimos años de carrera y especializarnos en algún área de interés, o viajar directamente para trabajar una vez terminados nuestros estudios y crear nuevas redes y vínculos alrededor del mundo. Una vez que decidimos viajar es muy probable que queramos seguir haciéndolo y conocer nuevos destinos sin importar la edad que tengamos.

Tu viaje puede generarte muchos miedos o dudas pero lo importante es informarte bien y no desanimarte con informaciones sin fundamento ni verdades a medias. Hacer una viaje por el mundo es una de las experiencias más movilizadoras e importantes que tendrás en la vida así que no queda más que animarse, quitarse los miedos y viajar.

Comments are closed.